Huelga de profesores italianos contra la reforma educativa del gobierno Renzi

75545530d96b6bc0baf0b6fc8eae26138615afa3El 5 de mayo de 2015 será recordado en Italia como el día de la  protesta más importante del sector educativo que se haya realizado en Italia en los últimos 8 años. Era desde los tiempos de las reformas educativas de los ministros de Berlusconi, que no se veían a tantos profesores y estudiantes en las calles de las ciudades, protestar unidos.
La huelga general, convocada por la primera vez en años por todos los sindicatos unidos, ha tenido una partcipación  muy alta: el 80% de profesores no han asistido a las clases según la CGIL (mayor sindicato italiano) . 

Clases vacías, no solamente por la ausencia de enseñantes sino también por la participación de muchos estudiantes.
En las calles de Roma eran 25mil, 20mil en Milán (en una protesta que se ha desarollado de forma absolutamente pacifica después de los disturbios ocurridos el 1 mayo), 15mil en Bari, 5mil en Cagliari, 10mil en Palermo y 5mil en Catania, con un total de 500.000 manifestantes en todo el país.
Los profesores y estudiantes han protestado contra el proyecto de ley bautizado “La Buena Escuela” por el gobierno Renzi. Una reforma que introducirá cambios en la gestión de la educación pública.4367IMG8823-539
En particular esta “reforma educativa” dará mayores poderes a los directores de los centros (los sindicatos denuncian que esto llevará el modelo empresarial en los Colegios), y establecerá la posibilidad de financiarse privadamente, permitiendo a los padres de los alumnos devolver la asignación tributaria del Impuesto sobre la Renta al centro educativo que se prefiera. Según los sindicatos esto aumentará las diferencias entre los centros educativos de barrios pobres y los de barrios ricos, siendo el Impuesto sobre la renta un reflejo de la condición salarial de los padres.
La Escuela italiana se rebela también por la falta de medidas para aumentar su financiación. Son años que los gobiernos recortan brutalmente los presupuestos en la Educación pública. El sueldo de los profesores italianos es de los más bajos en Europa, y los centros de todo el país sufren la falta de recursos con menos actividades de laboratorio y prácticas. Una de las realidades más graves es el estado de los edificios. En los últimos años se han multiplicado los casos de derrumbes de techo, caída de enlucidos, averías de vario tipo. La última en Cerdeña, a mitad de abril, ha causado heridas a dos estudiantes.
Al final de la jornada el presidente del gobierno Matteo Renzi ha afirmado que escuchará a los profesores (según algunas encuestas muchos votos al Partido Democratico vienen de personal docente), y ha afirmado que seguirá adelante por “el cambio”.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *