Italia declara guerra a las bolsas de plástico, con polémicas anexas

bolsa plastico Desde el 1 de enero de 2018, en Italia, las bolsas de plástico sutil, ligeras (menos de 50 micras) y ultraligeras (menos de 15 micras), usadas para pesar la fruta en los supermercados, deben ser biodegradables y de pago.

Así lo establece el procedimiento aprobado en el verano de 2017 por el Ministerio de Economía italiano, en vigor desde el 1 de enero de 2018.

Continúa por lo tanto la batalla a las bolsas de plástico en Italia, consideradas un grave problema a nivel global ya que son una grave fuente de contaminación de los cursos de agua, mares y océanos.

Desde 2012 están prohibidas las bolsas de plástico en las tiendas

Italia había ya iniciado su particular batalla contra las bolsas de plástico hace algunos años, prohibiéndolas en 2012. Uno de los primeros países en Europa.

A día de hoy, los comercios que utilicen las antiguas bolsas de plástico pueden incurrir en graves sanciones administrativas. Aunque todavía haya muchas tiendas que las usan, su consumo se ha reducido cerca de un 50% y ha aumentado el uso de bolsas biodegradables o, por parte de los clientes, bolsas de tela o rafia traídas de casa.

2018, biodegradables también las bolsas ultraligeras en los supermercados

Desde el 1 de enero de 2018, como ya hemos dicho, también las bolsas de plástico sutil, ligeras y ultraligeras, usadas para pesar la fruta en los supermercados, deben ser biodegradables. Sin embargo, a mucha gente no le ha gustado el hecho de que, por cada bolsita, se tenga que pagar un sobre coste de entre 1 y 3 céntimos de euro.

Algunos la consideran una nueva e injusta tasa. Incluso, han emergido algunas teorías “conspiracionistas” acerca de intereses privados por parte de una empresa productora de bolsas biodegradables, la Novamont (principal productora de bolsas biodegradables en Europa), y su presunta relación con Renzi, cuyo gobierno ha aprobado esta ley.

En defensa de esta nueva medida se ha posicionado Legambiente, que ha recordado como “desde siempre los ciudadanos pagan de manera invisible los embalajes de los productos alimentarios que adquieren, solo que desde el 1 de enero el precio es visible y presente en el ticket”.

Otras voces se han alzado para subrayar como Italia está a la vanguardia en un tema así de delicado e importante como es la defensa del medio ambiente de la invasión de plástico, y que ,la que se ha elevado es una inútil polvareda mediática en la cual siempre predomina la desinformación y el a ver quién grita más alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *