Roma recupera la memoria de Plautilla Bricci, pintora y arquitecta: exposición en la Galleria Corsini hasta el 19 de abril de 2022

plautilla bricciPlautilla Bricci, 1616-1705, conocida también como Brizio, fue una pintora romana barroca, nacida en el seno de una familia de artistas, a menudo fue eclipsada por su hermano. La ciudad de Roma intenta recuperar su figura a través de una exposición comisariada por Yuri Primarosa, que reúne por primera vez toda la producción gráfica y pictórica de la artista. La exposición, en la Galleria Corsini, hasta el 19 de abril de 2022.

La exposición sobre Plautilla Bricci en Roma

La exposición recoge obras inéditas de la artista así como el proyecto de Bricci para la escalinata de Trinità dei Monti (1660), la gran luneta que pintó para San Juan de Letrán (1669-1673) y otros dos cuadros suyos conservados en Poggio Mirteto, restaurados para la ocasión: el Estandarte de la Compagnia della Misericordia que representa el nacimiento y martirio del Bautista (1675) y la Madonna del Rosario (1683-1687) de la catedral.

La joya de la exposición es el cuadro para el altar que representa a San Luis IX de Francia entre la Historia y la Fe pintado por Plautilla para la capilla de San Luis (1676-1680) en la iglesia de los Franceses, íntegramente diseñado por ella para el abad Benedetti.

Plautilla Bricci arquitecta

Pero si por algo debe ser recordada esta artista es por su faceta como arquitecta, pudiendo ser considera la primera mujer conocida en Italia en proyectar y ejecutar obras arquitectónicas, muestra de ello es la villa Benedetti, que fue parcialmente destruida en 1849 cuyos planos todavía se conservan y son prueba de que la autoría completa se puede atribuir a Plautilla, y no a su hermano, como sucedió en su época tras el gran éxito que tuvo el edificio. Después de este trabajo es cuando le viene encargada la Capilla de San Luis de los Franceses y la reforma del Palacio Testa-Piccolomini.

Roma intenta recuperar la memoria de una de sus primeras arquitectas

Con esta exposición, la ciudad intenta recuperar la memoria de una de las primeras arquitectas. Se puede visitar, previa reserva durante el fin de semana, en la Galleria Corsini, junto al Jardín Botánico de Roma, a los pies la colina Junícula, donde se situaba la Villa Benedetti.